June 19, 2012 | En: El Narrador

Leer es experimentar

Insight

Hace tiempo leí un artículo en donde se explicaba que al leer una página o una pantalla, el cerebro activa los mismos impulsos que utilizamos para procesar eventos que realmente experimentamos. Es decir, el cerebro efectivamente vuelve realidad las palabras.

Por ejemplo, leer una descripción visual muy vívida activará las regiones visuales del cerebro, mientras que leer sobre los pensamientos y motivaciones de un personaje activará partes del cerebro que tienen que ver con la empatía y la interacción social. Algo parecido sucede cuando vemos películas, admiramos un cuadro, escuchamos una historia, jugamos un videojuego, o incluso cuando interactuamos en las redes sociales.

Cuando ocurrió el desastre del tsunami en Japón a inicios de 2011, yo estaba en la computadora chateando con mi novia como buen desvelado, y en ese momento comenzamos a recibir noticias por medio de Twitter y Facebook sobre lo que estaba ocurriendo, nos enteramos de todo a cada instante. Llegué a leer tweets de personas que pedían auxilio mientras estaban en peligro, e incluso de personas que ya se resignaban a lo inevitable.

Hablando con mi novia, nuestro primer impulso fue decir: tenemos que hacer algo. Poco tiempo después logramos recaudar 403 dólares para donar a los damnificados, organizando una rifa en nuestro propio sitio web: http://www.xrdnet.com/aidjapan/. No es que el número haya sido impresionante, pero fue una muestra de empatía.

Tiempo después me enteré que al leer mensajes en las redes sociales, como Twitter o Facebook, el cerebro segrega una hormona llamada oxitocina, que se relaciona estrechamente con la conducta maternal y paternal, por ejemplo: se segrega cuando una madre amamanta a su bebé, o en grandes cantidades al momento del parto. Algunos científicos la conocen como la hormona de los mimosos, o la molécula del amor.

Esto parte de un estudio hecho por el Doctor Paul J. Zak de la Universidad  de Claremont: el cabrón se puso a analizar muestras de sangre tomadas antes y después de usar Facebook y Twitter, y al final todos salieron oxitocinados (el desoxitocinador que los desoxitocine, buen desoxitocinador será).

También se sabe que las enfermedades cardiovasculares están relacionadas a la falta de relaciones sociales, y si dos y dos son cuatro, ese mismo peligro que puede disminuirse simplemente intercambiando tweets, participando en un foro virtual, o compartiendo ideas en un blog. Leer a otros, o simplemente leer, puede cambiar drásticamente la realidad.

¿Cuál será el poder de escribir algo?

June 17, 2012 | En: beLiteratura

Leer es escribir

Algo se cocina en mis archivos de Word, pero más que escribir ahora estoy leyendo un pocotón de cosas. Es importante recordar que leer es parte de escribir. Si alguna vez tienen writer’s block, pónganse a leer. Las palabras atraen palabras, son el mejor anzuelo. No se puede escribir sin antes leer bastante… O bueno, sí se puede, pero escribirías pura mierda.

Por eso ahora estoy dedicado a leer varios libritos que me ayudan a escribir lo que quiero. Entre varios libros que recibí de regalo de cumpleaños junto con mi Kindle, leer me ha inspirado a muchas cosas. Este post es para platicarles de mis lecturas en progreso, de donde saco mi copypaste anímico de ideas y símbolos, para ayudarme a escribir lo que quiero. Aquí ta lo que me leo ahora:

  • FLCL de Yoji Enokido.
    Se trata de una trilogía de novelas cortas inspiradas en la serie del mismo nombre, FLCL. Las novelas fueron escritas por el mismísimo creador de la serie, Yoji Enokido. Los libros cuestan un huevo porque no se encuentran en ningún lado. La historia trata sobre Naota, un joven estudiante que llega a la pubertad y comienza a experimentar toda clase de cambios. Pero tranquilos, no se trata de pendejadas que escribiría Carlos Cuahutémoc Sánchez; sólo Enokido puede hacer una alegoría sobre el camino a la madurez utilizando robots fálicos, guitarras eléctricas y extraterrestres tetonas como medio. Los libros contienen un muy picante sentido del humor, e ilustraciones que complementan la imaginación de vez en cuando. Estoy contemplando en abrir una sección de beLiteratura exclusivamente para compartir éstas novelas. ¿Cómo ven?
  • A Space Odyssey de Arthur C. Clarke.
    La saga completita de la odisea en el espacio son 4 libros, que he estado leyendo entre inglés y español, en Kindle y versiones impresas. Raramente no me molestan los cambios, pero joder tío, que no soy europeo, y son curiosas las traducciones al español. La historia es bien interesante, una obra maestra de la ciencia ficción. Trata sobre cómo la humanidad evoluciona al entrar en contacto con unos extraños monolitos, y el resto son ESPOILERS. Terminando quiero leerme Childhood’s End, esa sí en inglés. Es la novela que inspiró bastante a Tetsuya Takahashi para crear los universos de Xenogears y Xenosaga, junto con las odiseas.
  • Los grandes secretos de Hitler de Hector Chavarría.
    Hace poco terminé de leer este librito, es de un periodista mexicano que se sabe todas las cochinadas de Hitler por haber crecido con una viejita alemana llamada Karla. Ofrece un excelente análisis, no solo histórico, sino subjetivo (porque la objetividad es para mariquitas) de todas las andadas del Tercer Reich y sus celebridades, incluyendo todas las supersticiones que creían y que inventaron. ¿Sabían que la imagen del Jesucristo guerito de ojos azules fue creada por Hitler? Hay cosas tan interesantes que parecen ficción. Simplemente excelente, y está escrito en guadalupano, abuebo cabrón.
  • El héroe de las mil caras de Joseph Campbell.
    Un largo recorrido, psicoanálisis incluido, sobre las distintas mitologías de la humanidad. Nos cuenta cómo los símbolos presentes en ellas no son solamente parecidos por coincidencia, ni por culpa de extraterrestres antiguos, sino que son estructuras universales en la mente de los seres humanos, todas las historias y las leyendas que existen están conectadas a la forma en que opera nuestra conciencia, es genial. Este librito me lo regaló mi suegro hace unos meses, es fácil de conseguir en español y tiene muy buena traducción.
  • The portable Jung de Joseph Campbell.
    Este no se consigue en español todavía, pero no es tan difícil leer a Jung en inglés. Son como septechocientas páginas que recogen los mejores pasajes del psicólogo Carl Jung, compilados por Joseph Campbell. Como dice el título, es un librito de bolsillo, excepto que NO  LO ES, PENDEJOS. Porque es de Joseph Fucking Campbell. Así que COMAN MIERDA.
  • El hombre y sus símbolos de Carl Jung.
    Nomás para leer a Jung en español también, y éste es uno de sus libros más representativos. Mi interés en Carl Jung comenzó por ahí de 2007 con mi adicción a Xenosaga, desde entonces quise ver cual era el escándalo con Jung y por qué Freud fue tan nenita con él. Me encontré con un genio que no solamente se obsesionó con un mito como Freud lo hizo con Edipo Rey, sino que se dedicó a estudiar todas las implicaciones para la mente humana contenidas en la mitología, la literatura, los rituales, las religiones, los sueños, y todas las manifestaciones de la mente inconsciente
  • Cábala: La antigua ciencia mágica de la palabra de Eloy Gleuberman.
    Pff, está medio culero y hay cosas mejores en Internet, pero es una buena guía de referencia para muchas cosas básicas del cabalismo, y me gustó el título pretencioso. Siempre he querido aprender más sobre la cábala, y ahí por diciembre de 2011 me acabé este librito, pero sigue estando a la mano.

Leer es escribir, pero no basta leer, hay que vaciar el cerebro en esas páginas en blanco… así que, ¿qué estoy escribiendo que combina psicología jungiana, cabalismo, referencias nazis, mitología universal, alegorías gigantescas, y ciencia ficción?

La respuesta es: -EL NARRADOR- fragmentos de espejo, mi primera novela.
Muy pronto les voy a publicar las primeras páginas de la novela, para que me den su opinión. Ya que también pretendo compartirles las novelas de FLCL, es probable que haga actualizaciones importantes a la estructura de beLiteratura.

¡Nos estamos leyendo!

Algo se cocina en mis archivos de Word.

October 29, 2011 | En: Poema

Humano, demasiado huraño

Cosas que soy,

un pastelero diabético
una suerte con mucho idiota

un cura ateo
un marciano de paseo

una caricia que corta
una encrucijada en campo abierto

un actor introvertido
una ostra extrovertida

un pedazo de espejo roto
un músico sin instrumento

ese Dante sin Virgilio
esa Beatriz sin auxilio

un huevo de sombra
la sal en la azucarera

un bautismo por lo civil
la pólvora mojada de un carnaval

un náufrago en barco de botella
niebla que se estrella en las estrellas

un perro alegre sin cola
la pluma desprendida de un ala

un beso negro en el culo del mundo
sístole sin diástole moribundo

un juicio sintético a forziori
masticar sin tragar pinole

un candado de aves enjauladas
flores de papel maché mojadas

un heterosexual maricón que nunca debutó
un estornudo que se cebó

Como de costumbre, hoy les voy a platicar sobre la podredumbre espiritual de la sociedad occidental y la decadencia de la civilización humana por su propia causa, ¿listos pa rockear?

Actualmente estoy haciendo mi maestría en docencia superior en Panamá, aprendiendo las nuevas técnicas de tortura y todo eso. La historia de la educación es amplia, podemos remontarnos a la academia platónica, al liceo aristotélico, o incluso a las primeras tradiciones orales, y de ahí hablar por siglos y siglos. Pero hoy les voy a platicar del sistema educativo moderno, que vivimos todos como estudiantes o profesores.

Erase una vez en la década de 1990 una niña pobre llamada Latinoamérica, que vivía temerosa de morirse por anacronía. Si bien pudo recibir un padrastro más bien le llegó un padrote, cuando un ente llamado Banco Mundial sintió su miedo y la adoptó bajo su casa. Desde esos tiempos el Banco Mundial otorga créditos a los latinos para mejorar nuestros niveles de educación, y permitirnos pasar de ser “países en desarrollo” a… “países no tan horriblemente miserables”.

El plan consistía en crear agencias de acreditación y evaluación universitarias, es decir, un grupo de señores que visitaría las universidades de Latinoamérica, para ver si cumplen con los más altos estándares de educación, por ejemplo: que no haya cucarachas en los salones, que no haya maestros analfabetas, y que las carreras sean las apropiadas para saciar las exigencias de un modelo de producción capitalista. Países como México, Panamá, Colombia, Argentina, Brasil, entre otros, han recibido los apoyos del Banco Mundial para crear agencias de acreditación y evaluación universitarias, creando junto con ello leyes para regularlas. Todo esto ateniéndose a las particularidades de cada país, pero con la misma intención en mente: regular la educación.

Algunos revoltosos, como los argentinos, en un principio se opusieron a que una agencia externa llegara a sus universidades a platicarles cómo se deben hacer las cosas, y sintieron que eso atentaba contra la autonomía universitaria, porque de hecho claro que lo hacía. El sentimiento más o menos permanece en general por Latinoamérica, pero el sistema fue aceptado poco a poco en pos del progreso económico, para ser todos unos señores “países en desarrollo”. Es maravilloso ese lenguaje eufemístico, porque ahora resulta no existen países pobres: existen países en desarrollo, o con desarrollo pendiente, o con desarrollo coming soon¡pronto en cines!… Pero no existen países pobres. Vivimos en un mundo maravilloso, en fin.

Volviendo a las instituciones de evaluación y acreditación, en Argentina existe el CONEAU (Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria), en Panamá el CONEAUPA (Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria de Panamá, que tuvo muy poca imaginación para su nombre),  en Colombia el SNA (Sistema Nacional de Acreditación), en México son como cinco o seis, incluyendo el CONACYT y la FIMPES, sólo por mencionarles algunos ejemplos para mostrar la realidad del problema que enfrentamos: la educación mercantilizada.

Estas instituciones, dependiendo de los gustos y leyes del país, se encargan de regular y evaluar programas, carreras, maestros, instalaciones, alumnos, y todo lo relacionado con una universidad. Algunas de ellas se preocupan más por las carreras, otras más por los programas, otras por los docentes, otras por la investigación, otras que sí, otras que no, pero lo que todas tienen en común es que pretenden crear un lineamiento para dictar a nivel nacional (e internacional, aunque esto no se ha logrado aún) la forma en que debe funcionar una universidad.

¿Cómo es que estos sesudos lineamientos representan un problema? Por ahí en clases escuché a alguien decir que “lo hacen para atender las necesidades”, ¿pero las necesidades de quién? Además, no confundamos eso con deseos, la diferencia entre una necesidad y un deseo es que yo necesito el agua para vivir, pero yo deseo el agua para tener una piscina. Vamos a revisar cómo funcionan las cosas en la realidad actualmente, que es por deseos: una carrera no nace para satisfacer mis necesidades de casa, vivienda, comida, y vestido. Debería, pero no.

Uno esperaría que la gente estudie medicina para ayudar a la gente que necesita curarse, o que la gente estudie ingeniería para ayudar a la gente que necesita hacer un puente. No es así, por ahí tenemos en el mundo un medicamento contra el cáncer que no se ha comercializado porque no es redituable para las farmacéuticas. Miremos a Panamá de manera análoga: es un país lleno de grandes empresas transnacionales, en su mayoría extranjeras, un país lleno de publicidad hasta el punto de la contaminación visual. Donde el marketing es primordial, es natural que exista una gran demanda de mercadólogos. Pero esa demanda no la ponen los sectores necesitados de la población. Pedrito el indio no necesita más mercadólogos, no necesita nuevas campañas de Sony, lo que necesita es un modelo de producción que le permita vivir con dignidad. Los que sí necesitan mercadólogos son los millonarios, las grandes empresas transnacionales, en su mayoría extranjeras, que serán los únicos beneficiados de la creación de esas carreras, y claro en segundo lugar, los empleados de esas mismas empresas que nunca durarán demasiado en ellas, pues se estima que para este siglo un profesionista tendrá un promedio de 30 a 40 empleos en su vida. Y no es de sorprenderse, porque para una empresa es más barato tomar un recién graduado, entrenarlo, exprimirle las ganas, y luego cambiarlo por otro recién egresado cuando el primero comience a exigir más sueldo. Es merecedor de mención el caso de los abogados: en el mundo hay más abogados estudiando en las universidades que ejerciendo en las calles. Tenemos una crisis de sobrepoblación de abogados, ¿a alguien se le ocurre una solución?… ¡Eureka, vamos a crear más leyes! ¿Qué tal sobre la acreditación y evaluación universitaria? Merezco un premio por mi idea.

En Latinoamérica hablamos de tener una educación deficiente. En el salón de clases hay muchos factores complicados que relativizan el proceso educativo, por una parte desde luego que depende del alumno aprender, ya que incluso con un mal profesor un buen alumno aprenderá lo que necesita por sus propios medios. Por otra parte es cierto que hay maestros que dan el mínimo (parecido a nuestro salario, juarjuar), pero también hay profesores con excelentes herramientas didácticas, y aparte de saber mucho de su tema logran comunicarlo para crear interés en el alumno. La docencia es trabajo del maestro, pero la educación es un trabajo en equipo, siempre, es lo que nos propone el constructivismo. La educación puede tener muchas cosas que la hagan fallar.

Pero yo creo que el problema de la educación no reside en el salón de clases, o al menos, la mayoría del problema se encuentra afuera de él. Y no hablemos de política, olvidémonos de eso, como dice George Carlin, los políticos están allí para hacernos creer que tenemos una elección: no la tenemos. Tenemos dueños. Los millonarios que son dueños de la tierra, de las empresas, de los empleos, y de todo, son los únicos que realmente ponen los estándares para que las universidades creen sus programas de educación. Es decir que si en mi pueblo llega una empresa transnacional de televisión, las universidades pondrán carreras de comunicación cagando hostias. Si Panamá está llena de empresas transnacionales y marketing, las universidades responderán con una oferta de carreras de marketing, mientras que la materia de filosofía desaparece de la educación media según reportes de la Universidad de Panamá porque “no hay demanda”. En México ocurre lo mismo con la filosofía. No hay demanda para pensar, después de todo quién necesita la filosofía si Descartes no te enseña a hacer animaciones en Flash. Últimamente la ley de la oferta y la demanda favorece más a los deseos que a las necesidades.

La ideología del sistema educativo es la siguiente: crear capacitados que luego se conviertan en empleados de una empresa, con cualidades pinkys como capacidad de liderazgo y resolución de problemas. Claro, hace falta que resuelvan los problemas de los jefes, mientras los problemas del mundo bien gracias. Es curioso que nadie se sienta ofendido por esos términos, porque lo que dicen es que únicamente desean de tí que seas capaz de hacer algo para emplearte. Por un ratito. A nadie le interesa que seas una persona crítica y brillante, tu idiosincrasia no vale. Hace años lo leí textualmente de un libro de administración de empresas, justito en la primera página: “la administración de empresas se encarga de eliminar idiosincrasias“. Tampoco nos ofendemos de que nos llamen consumidores, yo al escuchar esa palabra pienso en Godzilla comiéndose los edificios de Tokyo, o en una plaga de proporciones bíblicas que destruye al planeta, consumidores, es lo que somos. Hasta tenemos procuradurías del consumidor para proteger nuestro derecho a consumir, qué bonitos y satisfechos consumidores somos. Capacitados, empleados, y consumidores sin idiosincrasia, ¡bieeen chicos!

Las empresas, los empresarios no necesitan personas críticas con capacidad de raciocinio que puedan desafiarlos. O tal vez sí, pero nunca lo hemos intentado. Mientras tanto todo mundo quiere producir, producir, producir, y nadie se detiene a pensar qué es lo que necesita la sociedad… porque esa es otra, la sociedad ya no contrata sociólogos. “Deja de mirarme raro, ¡estoy bien!”, dice la sociedad, y la sociedad está bien, hasta que la economía global se desmorona porque nadie se puso a pensar que quizá no era sustentable imprimir dinero sin fondos, literal y metafóricamente hablando. Los ejemplos de esto son demasiados, basta con ver un mal desarrollo urbano en cualquier rincón del mundo. Aquí en Panamá hace unas semanas hablábamos de lo maravillosa que es la educación en Chile, porque cada escuela tiene lo último en computadoras, hoy leemos que en Chile los estudiantes se salen de sus escuelas porque no pueden costear la educación, ¡es carísima! Pero nadie se puso a hacer filosofía sobre la educación, antes de empezar a meterle puertos USB a todo lo que se mueva, como si fuera una manía obsesiva.

Yo pienso que está muy bien lo que quiere hacer el Banco Mundial, aunque no tenga las más nobles intenciones, y creo que sería excelente si Latinoamérica, o incluso el mundo entero, pudiera ponerse de acuerdo en lo que necesitamos en cuestión de educación, y en las personas que queremos crear para el futuro de nuestra especie: no para el beneficio de unos pocos, sino de todos, y evitar crisis como la que estamos viviendo hoy. Tenemos que dejar de ser homo capacitus para volver a ser homo sapiens, volver a pensar pero esta vez de manera colectiva… homo collectus o una chingadera así,  yo hubiera sido excelente para ponerle nombres al correcaminos. Y desde luego parte trabajar juntos significa mirar críticamente y con cautela estos programas de acreditación y evaluación, no es del todo cierto el cuento de que el Banco Mundial es de la ONU, para nada, el Banco Mundial es la puta más fina de Estados Unidos. Ahora imaginemos de dónde vienen nuestros programas educativos, y para qué. Pero para mí la culpa no la tienen ni los alumnos, ni los maestros, ni los empresarios, ni los gringos, ni el primer homo sapiens cabrón a quien se le ocurrió crear un sistema de moneda. El problema es colectivo y todos somos parte de él, la sociedad occidental está enfermita y necesita que la curen, pero quién nos curará del fuego sordo.

Lean a Jung.

October 13, 2011 | En: Microrrelajo

¡Paz!

Y como no pudo soportar más que le dijeran que la paz mundial era un ideal imposible, le rompió la nariz de un golpe.

Jung

La idea de Dios interesó a Jung durante toda su vida, en especial la posibilidad de que nuestras vidas lograran establecer una conexión con una realidad infinita. En palabras de Jung, todo su pensamiento giraba alrededor de Dios, igual que los planetas giran alrededor del sol.

Pero, ¿qué Dios le interesaba a Jung? Definitivamente no el de la religión, que aprendió a rechazar desde niño. Un tema recurrente en la obra de Jung es que el Dios convencional está muerto, en el mismo sentido en que lo decía Nietzsche. A primera vista parece que Jung es un seguidor del ateísmo puro de Nietzsche, pero para Jung era demasiado importante conectarse con aquel mundo inconsciente, metafórico y representativo, que forma parte de nuestra psique.

Igual que Nietzsche, Jung creía que el Dios de la religión estaba muerto, porque lo habíamos matado con demasiada piedad. Es decir, lo volvimos hueco, limitado, bueno, dietético. Sofocamos la vitalidad de Dios, que va más allá de la moralidad y los valores, y le dimos a Dios la forma de nuestros ideales morales, debilitando su imagen. La distancia entre nuestra pobre imagen religiosa de Dios y la realidad incomprensible de Dios se ha ensanchado más y más, provocando que la imagen se separe de la realidad, se vacíe de significado, y se derrumbe gracias a su artificialidad e incredulidad.

Hemos causado la muerte de Dios porque nuestra imaginación religiosa ha sido débil e incapaz de abarcar la majestad de la naturaleza divina, es decir de nuestra propia naturaleza; perdimos esa conexión con el inconsciente colectivo, y la re-ligión moderna ha fallado en su intento de re-ligarnos con él. Hemos reducido la bella metáfora y significado de Dios a un hombrecillo moralista en el cielo, que se sienta en una nube mirando con reproche a la gente que se masturba. Esta imagen mundana ha destrozado la idea de Dios, convirtiéndolo en un cuento para niños de poca credibilidad.

Para Jung Dios no está arriba en las nubes, sino en el subsuelo; no es un hombre, sino un símbolo; no es el juez de nuestra sexualidad, sino la misma sexualidad; no es moralista sino indomable, impredecible. Es el bien y el mal, las sombras y la luz, la vida y la muerte. El mundo actual pende de un hilo delgado, y ese hilo es la psique del hombre. Es posible que tengamos que resucitar o reimaginar a Dios para salvarnos del progreso sin rumbo que nos aqueja hoy en día. Mientras que el mundo la religión ha quedado atrás, es posible que estemos al borde de un nuevo mundo donde el inconsciente colectivo tenga un gran impacto en nuestra sociedad, quizá mayor que la praxis del método científico.

Dr. Thomas Raziel, a 24 de Diciembre de 2184
Director del Proyecto Alejandría

May 25, 2011 | En: Moco espacial

Agnosticismo

Símil de una conversación cuando trato de explicar el agnosticismo de Thomas Huxley a alguien que ha sido contaminado por la dualidad teológica de Richard Dawkins (promotor del ateísmo muy popular en Internet, que descarta el agnosticismo como respuesta viable):

Ellos: ¿Te gusta el mate?

Yo: Define mate, ¿qué es eso?

Ellos: Es una bebida de hierbas típica de Sudamérica.

Yo: Ah, no lo conozco.

Ellos: ¿Entonces te gusta o no te gusta?

Yo: … No sé, nunca lo he probado.

Ellos: No te pregunto si lo has probado o si lo conoces, te pregunto si te gusta o si no te gusta.

Yo: ¿Cómo puedo saber si me gusta, si no lo conozco?

Ellos: Gustar del mate no es una cuestión de CONOCIMIENTO, es una cuestión de CREENCIA, ¡DUH!

Yo: ¿Cómo puedo gustar o no gustar de algo que no conozco?

Ellos: Ash, se nota que no entiendes conceptos simples. Mira, te gusta, o no te gusta.

Yo:

Ellos:

Yo: Cabrón. No sé.

Ellos: Ah, ¡entonces no te gusta! ¡Ja! =) Soi mue listo.

En el post anterior, con motivo de las 20,000 visitas al sitio, colgué una foto de Cortázar hablando en un extraño balbuceo. Julio Cortázar es un escritor nacido en Argentina que se mudó a París a mitad de su vida, donde falleció en 1984, pero hace poquito regresó para hablar en mi blog. Jurjur.

En fin, la cosa es que el balbuceo es por su curioso acento argentino-francés, que una vez llegó a costarle perder un empleo como speaker de noticias en Francia. Tengo aquí un disco grabado por Cortázar en París a diciembre de 1966, titulado «Cortázar lee a Cortázar», que contiene unos cuentos cortos, y fragmentos de Rayuela en voz del autor. A los interesados les dejo el disco entero en mp3 para bajar en éste link.

Esta videoentrada viene de mi canal de YouTube. Por ocio me puse a traducir la introducción del disco, que es igual o más valiosa que el contenido. La pongo en inglés para difundir un poquito más estas palabnas de Cortázar, porque a pesar de que su obra se ha traducido a montones de idiomas, creo que éstas palabras estaban más bien limitadas a la gente de habla española. Me gusta esto del Interné, como que me siento poderoso.

Ah, si no ven los subtítulos en inglés, asegúrense de activar el botón de anotaciones. Hab phun.

April 30, 2011 | En: beLiteratura

Veinte pa’ acá

Cortázar sin barba te invita a seguir visitando beLiteratura.

Así es cronopines, hoy se cumplen 20,000 visitas únicas a este sitio web. O sea que si le das F5 a la página no cuenta como una visita nueva, tiene que ser un cabrón distinto el que entre pa’ que cuente bien. Probablemente la cantidad de lectores es menor en realidad, teniendo en cuenta la cantidad de rusos y japoneses que visitan xrdnet.com buscando música.

Gracias a todos por leerme. Como celebración pronto les pondré el primer capítulo de mi novela. Y quizá abra una sección para ir sacando varios capítulos en serie, o fragmentos de la misma novela. De aquí sólo vamos para arriba.

April 29, 2011 | En: Poema

Bajo esta sombra

Cosas que son funcionales, pero no te servirán
Los impuestos
La ciencia
Las religiones
Los terapeutas
Tener un salario
Leyes contra el crimen

Cosas que te servirán, pero no son funcionales
Los supuestos
La somnolencia
Los dioses de interior
La soledad
Tener sueños
Ser buena persona

April 27, 2011 | En: Poema

Mariposas de bolsillo

La sociedad necesita terapia
qué enfermos estamos
como para sentir
que debemos algo por un regalo
o un favor
o un trabajo
qué malestar cuando uno sueña
porque soñar no es rentable
ni productivo
ni occidental

A veces me dicen que deje de soñar
y por fuera digo
seguro
Pero soy más listo que ellos
y me guardo unos sueños en el bolsillo
a la hora de pagar la renta

April 26, 2011 | En: Poema

Rituales de apoyo

En verdad agradezco
tus consejos
Me parece razonable
ver las cosas desde otro punto de vista

Pero a veces preferiría
el sistema antiguo
de cortarte la cabeza
y comerme tu corazón
para recibir tu fuerza

O sea,
no me parece algo muy educado
ni nada por el estilo,
pero
puedo entender porqué lo hacían

April 26, 2011 | En: Poema

Entre los dos

Como una camisa incómoda
que me ahorca al dormir en la noche

Como ir en un camión y
tener un idiota entre los dos

Como viajar a tu ciudad y
no poder verte en todo el día

Como un pastel de cumpleaños
que tú hubieras escogido mejor

Como quién me pregunta por tí
y no sé que contestar

Como soñar despierto un sueño
sin saber cómo cumplir

Como escribir un largo cuento
sin poder poner final

Como un mundo invisible
que se estaciona entre los dos

April 26, 2011 | En: Poema

Psicoterapeutas

¿Plan de vida?
Leer mucho, escribir hasta que
me duelan los dedos,
ver televisión,
Internet, trabajar hasta
morirme,
comer todos los días y
ver películas
hasta dormir.

¿Que cómo?
Vaya preguntas que haces.

April 26, 2011 | En: Poema

Por tu espalda

No importa dónde vayas o
qué tanto camines
escucha con cuidado y te estará cantando
mi fantasma

April 26, 2011 | En: Poema

Amordeadeveras

Cuando el enamoramiento y la pasión
pasan
Porque eventualmente pasan
gracias a dios

Lo único que realmente quieres
es alguien que no se coma tu alma
así tan de pronto
Alguien que te acaricie la mente
cuando más duele
y el mundo es más feo

Entonces nace esa cosa que llamamos
amor
Que es un perro del infierno
que sabe bien cómo lamer
las mordidas hechas por
el mundo y la gente

March 14, 2011 | En: Poema

Coplas por mi muerte (2011)

Existe cierto silencio entre los textos que nadie ve, pero vaya que está allí. En 2006, en un cuarto de hotel de Panamá, escribí los versos que luego formarían el poema Coplas por mi muerte, publicado en la revista Acequias, en 2007. Como no soy poeta pero aquello me salió de las tripas, y era un padre orgulloso, le puse varios adornos a aquellos versos para que quedaran coquetos, pero al final me quedé insatisfecho.

Hace unos días que me invitaron a leer poesía por ahí, y pensé en aquellas coplas que me dejaron con un nudo en la garganta. Bastó abrir el Word, y darle una peinadita al poema para quedarme, por fin, feliz y contento con todos sus versos. Les dejo la versión definitiva de Coplas por mi muerte, poema inspirado en Jorge Manrique y sus fúnebres coplas, y en mis 14 años que fue cuando me agarré de los pelos con doña muerte, y conocí la melomanía, así como la melancolía por aquellos que se fueron.

¿Por qué hacer coplas en pleno siglo diecin… veintiuno? Porque el octosílabo se me hizo bastante musical, y no tuve que revisar un verso dos veces antes de confirmar que la métrica era exacta. Aunque los versos en negrita transgreden un poco el formato de la copla, así como algunas rimas. Pero qué mas da, se trata de derribar formatos, se trata de ciscarse en lo sagrado. Disfruten. Si las leen así como cantando se escucha hasta más paike.

~*~

Nadie cante, nadie escriba
los reclamos de este duelo
Nadie llore lo que estriba
lo que importa este consuelo

Nadie lea estas palabras
sobran himnos de batallas
No me queda una esperanza
si se trata de la usanza

Nadie sienta, nadie extrañe
ni me llamen, no remite
Nadie añore, no desmayen
ni la risa se permite

No me digas que me extrañas
que me ves partir, que me voy
No me veles las mañanas
qué te traes, ¡si ya no estoy!

Ni me llames de suspiro
con el nombre de los vivos
Ni me clames de gemido
con perfumes tan divinos

Nadie rompa sus vestidos
de reclamos, ¡que te has ido!
Nadie vista sus resquicios
de consuelos y alaridos

Nazco de tu voz contigo,
tiempo pasado que prosigo
Muero porque que traigo
en vez de piel tu abrigo

No nos ayudarán jamás
recetas de ablandabrevas
No me traigan en memorias
reticentes de mis venas

Cuidado si buscan atrás
carroña cual anfisbenas
No hay en palabras ajenas
confortes para sus penas

Nada Nietzsche ni nada Dios
nada Buda ni parco theos
Ni Kierkegaard ni Heidegger
ni los griegos ni con pathos

Pagar tus deudas no sirve
parece Platón con Visa
Suásticas de nuestra prisa
símbolos de este declive

Nada importa, mucha misa
nada pesa, medio fresa
Nadan peces, nadie reza
comen torta, cuánta risa

Nada en sutras, nada en mantras
nada endulza ni amarga
Ni liturgia ni comedia
ni parodia ni tragedia

Ese Dante sin Virgilio
esta fiesta y este duelo
Esa Beatriz sin auxilio
este triste desconsuelo

Nada al aire, nada arriba
esta copla se derriba
Nada abajo, dulce vida
tan de pronto transcurrida

Ni una hoja en los árboles
ni oro, ni ámbar, ni saúz
Fuego extinto de faroles
fantasmas de sombras y luz

Ya no hay nada, ya no hay versos
pan sin sangre, brindis de hiel
Ya no hay carne en estos huesos
ni hambre, ni Karla, ni Miguel

Nombres que pierden sentido,
existe aire en el fundamento
Nada empieza perdido,
es algo que ocurre tan lento

Nadie niegue, nadie afirme
No hay lágrimas en las cosas
ni descanso en las palabras
Nadie sane, nadie enferme

Nadie indague, no pregunten
¿Te pasa algo? Nada, está bien
Nadie escuche, todos mienten
Me pasa algo, nada está bien

La tierra de este desierto
que nos parece tan muerto
debajo guarda humedad, y
para encontrar la eternidad

basta rascar con un dedo

March 6, 2011 | En: Moco espacial

Carta de Jesucristo

Hola hermanos, soy Jesucristo. Estaba de paso por la Tierra para ver cómo marchaban las cosas, a ver si la gente había seguido mi ejemplo de aceptación, amor, y tolerancia.

Primero que nada, ¿qué carajo? Les dije que los ricos no van al cielo, que no buscaran a Dios en los templos, y van y me hacen templos de oro… y aquella cosa del cristianismo… Oh, bueno… ¿Pero podrían explicarme qué demonios fue eso de las cruzadas?

Ahora, aquel día que ayudé a una prostituta, creo que fui muy claro al decir: El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. ¿Por qué andan por ahí juzgando a los homosexuales, y no los tratan con respeto? Les dije que se amaran los unos a los otros, me cago en todo.

Saben qué, este 2012 voy a regresar, y muy enojado. Ya no voy a ser el cordero, sino el león.

P.D. Me encanta eso del humanismo secular, bienaventurados aquéllos.

February 22, 2011 | En: Cuento

Hombre de plegarias

Jesús Cristo!

Su hija estaba gravísima, la esposa se escapaba con su mejor amigo por las noches, y estaba de deudas hasta el cuello. No sabía cómo iba a pagar la cuenta del hospital, y sólo tenía Maruchans en la despensa. Estaba hundido y enrocado, y el mundo era un sádico que se entretenía clavándole las uñas. Entonces se desesperó, y buscó ayuda fuera de sí: Desde adolescente que se había vuelto ateo, pero qué mejor momento para reconciliarse con Dios.

Hizo una oración y platicó con Él un buen rato. Le dijo que de ayudarlo dedicaría su vida entera a su servicio, que era lo único que tenía, que siempre había sido buen hombre, que su economía, y que su hija. Entonces las cosas empezaron a mejorar como por arte de magia. Resulta que su esposa no lo estaba engañando, por el contrario había conseguido un excelente trabajo gracias a su mejor amigo, y usaron el dinero para liquidar la cuenta del hospital. Su hija salió sin mayores complicaciones, y todos festejaron en un lujoso restaurante, aprovechando la ocasión para despilfarrar el premio mayor que recíen se habían llevado en la Lotería Nacional.

Entonces se sentó de nuevo a platicar con Jesús y decirle que siempre no, que las cosas ya estaban mucho mejor, y todo marchaba de maravilla. Entonces ya no iban a ser necesarios sus servicios. Y por favor que le dejara de recado a su Papá que gracias de todos modos, a ver si ahí pa’ la otra.

February 12, 2011 | En: Quejartículo

Laura en dialéctica

Laura en dialéctica

Muchos acusan a Laura Bozzo de bruja explotadora y capitalista (nunca entendí bien eso de acusar a la gente por capitalista, ¿acaso alguien prefiere el sistema de trueques?), pero a pesar de su historia personal, hay que reconocer que Laura tiene lo suyo; existen sus méritos en agarrar a una ñora guadalupana para persuadirla de que no sea pendeja, que deje a los malos hombres, que trabaje, y que se dé a respetar. Precisamente para esta ocasión, hace unos días que debutó el programa de Laura en México, y vaya que ha dado de qué hablar. El programa es tan malo y caótico que sencillamente es sublime, en él se funden los pares opuestos del alma humana.

En un momento del talk show Laura pide respeto, y al próximo llama desgraciados a sus invitados (con Paquita la del Barrio como backup, quien más bien se limita a asentir con la cabeza). La gente súbitamente llora o ríe, a veces las dos cosas a la vez, y bailan, todos bailan, luego otros discuten, y el público se regodea. Paquita se queda sentada en su sillón con una mirada completamente ausente, quizá indagando en los argumentos sofistas de los debatientes. Después de unos minutillos de pachanga, Laura perversamente pide orden y silencio en su set. Ya quisieran los guionistas de Televisa escribir algo así de chistoso.

Pero preguntémonos qué pasaría si de hecho, los programas de Laura renunciaran a todo ese folclor, qué tal si de verdad siguieran las reglas de un debate como debe ser, con Laura como moderadora, y las ideas fueran claras y bien planteadas, en lugar de espontáneas y desordenadas. Bueno, si Laura hiciera un programa de discusión con ese formato, versaría más o menos así:

Las tribunas comenzarían a aplaudir con un gesto uniforme y ropa formal. Una voz diría, ¡Bienvenidos a Laura en dialéctica!, mientras el tema oficial del programa comienza a tocar, quizá un concierto para violín de Vivaldi, o una sonata de Beethoven, algo impactante pero sobrio. Entonces llegaría Laura a presentar el programa, desconcertándonos por la ausencia de su guardarropa de leopardo, vistiendo en su lugar un saco gris con pantalones de dril negro; además tiene su cabello recogido hacia atrás, y por alguna razón, usa lentes. Como invitado musical estaría tal vez Joaquín Sabina, amigo íntimo suyo, quien ha seguido la trayectoria intelectual de Laura desde hace varios años. El público risotea por un par de chistes políticos o filológicos que intercambian Laura y Joaquín, y llega el momento de presentar a los invitados.

Pasan un video de una señora de tez clara y elegante, tranquilamente sentada en un set con fondo negro (cabe mencionar que la toma de la cámara nunca cambia). Ella nos describe las infidelidades de su marido, quien complotando con su secretaria pretende hacer unas adquisiciones fraudulentas utilizando el buen nombre de su esposa, con el fin de hacer que la encarcelen, y finalmente escapar con el dinero y la amante. Al concluir el video la invitada entra al set, donde la sientan en la mesa de debates, del lado opuesto donde seguramente se sentará el esposo. La señora María nos expone su argumento de forma clara y precisa, la misma historia del video pero ampliando en su descripción.

Entonces viene el turno del apologista. Laura no grita desgraciado con música inmunda, sino «Háganme el favor de hacer que pase el esposo, muchas gracias». Se siente una espesa discordia en el set cuando él entra y se sienta frente a María, con Laura en medio de los dos. Todos guardan silencio. Raúl lo niega todo, y argumenta que el peso de la evidencia recae en aquella persona que hace una afirmación, y como la esposa carece de evidencia, entonces está cometiendo una acusación vacía. Laura asiente, dándole una falsa sensación de seguridad. Pero a la vuelta del corte comercial, Laura guarda una sorpresa que nadie esperaba: Se trata de la amante de Raúl, quien viene a revelarnos la verdad.

Ante las continuas provocaciones de su marido, María pierde el control temporalmente y blasfema, «¡Ya ve lo que le digo, Señorita Laura!, es que él es un desgraciado, un malhombre». Indiferente a sus lágrimas, Raúl contesta diciendo que cómo es posible, «Señorita Laura, ella está cometiendo la falacia del Ad Hominem, la validez de su premisa no puede basarse en juicios o ataques personales». Laura calma las aguas, serenamente recordando que es necesario mantener el lenguaje civilizado, «Éste es un programa familiar, sé que es un reto emocional para tí María, pero no hay necesidad de enunciar tales calificativos al aire, desgraciado es una palabra que no usamos aquí».

María y Raúl se baten en una presentación interactiva de premisas y argumentos, y aunque él pretende hacerla quedar en ridículo con una máscara lógica, la evidencia es contundente cuando la amante entra al set. Entonces Laura cuestiona a Sabina, quien se ha sentado a tomar un trago por ahí, sobre una alternativa distinta a los paradigmas unidimensionales a los que estamos acostumbrados, en tratándose del matrimonio. El cantante responde que no es malo ser mujeriego, lo malo es mentirle a las mujeres, y el público ríe frente a esta ruptura de pensamiento que Joaquín ofrece tan contemplativamente.

Entonces surge un espíritu Nietzscheano que siempre ha estado presente en los programas de Laura, donde en medio del abismo y de la nada, el ser humano baila, y llega lo dionisiaco, el levantarse de las cenizas. Esta danza espiritual invade el set, y Laura llega a conclusiones inesperadas sobre la condición humana, demostrándonos una vez más que el ser humano es un ente pluridimensional.

¿Cómo no ver a Laura?